Semana 1 reto «Adiós Rollitos»

1021

Esta es la semana 1 del reto Adiós Rollitos, por si te decides a realizarlo.

El comienzo fue muy difícil si consideras que el 31 de diciembre casi todos cenamos en exceso. El 1 de enero es imperdonable no comer recalentado. Y seguramente también les pasó que no faltó quienes tuvieron visitas que querían comer comida típica de la región. ¿Cómo empezar a comer sano en esas condiciones?

Con voluntad queridos, no hay otra manera.

Y después de medirnos el día uno, ¡seguro te aplicabas por el puro susto con la cinta métrica!

Todos los días publicamos un mensajito inspirador/informativo como recordatorio de tu participación en el reto, para ayudarte a que fuera más llevadero y supieras que no estás solo en esta aventura.

Los publicamos aquí para que te sirvan de guía si tu también decides hacer el reto.

Día 1:

Mídete!

Mídete al empezar el reto para que constates tu avance. Mídete la parte más sobresaliente de tu torso, que no necesariamente es la cintura. Mide siempre la misma zona para evitar variaciones.

¿A qué hora medirte? No después de comer! Puedes medirte cuando te acabas de despertar, que el cuerpo está más “natural”.

Tomarme la foto con la misma ropa hace para mí más palpables los cambios.

Mido 82cms. En la parte más prominente de mis rollitos.  ¡Qué abrumador es esto de mostrar mis rollitos públicamente! Pero me hace estar más comprometida contigo porque si yo logro bajar esta tripa enorme, tú también puedes hacerlo. Por eso comparto lo que hago todos los días.

Día 2:

Toma un vaso de agua tibia con limón todos los días. Tiene beneficios importantes:

-Nos hidrata, por el agua y por los minerales del limón (electrolitos) lo cual favorece nuestra piel, cabello y función celular.

-Nos ayuda a desintoxicarnos, activando el intestino y haciendo que trabaje para deshacerse de lo que no necesita.

-Tiene antioxidantes para combatir radicales libres (envejecimiento prematuro).

-Antidepresivo natural: el limón contiene magnesio, que es un excelente auxiliar para la depresión.

-Alcaliniza el PH del cuerpo: lo hace menos ácido y favorece los procesos metabólicos que se llevan a cabo.

Un vaso diario en ayunas. A mi me funciona perfecto tomarlo antes de sacar a los perros, porque con la caminata se activa mi intestino y empiezo el día sin pesadez estomacal. Inclúyelo como parte de tu rutina por la mañana.

Si no te da tiempo de tomarlo por la mañana, puedes tomarlo antes de irte a dormir. El chiste es encontrar el momento de tu rutina en el que mejor se acomode.

Día 3:

Cuida tu descanso y duerme bien. Cuando estás cansado y con sueño, tu cuerpo busca fuentes de energía externas: azúcar y cafeína. Si estás somnoliento y cansado tendrás mayor antojo de dulce/azúcar durante el día.

Además, el sueño produndo y reparador nos ayuda a:

-Tener mayor claridad mental.

-Estar más activo físicamente.

-Ser más productivo en el trabajo.

-Reponernos mejor de los entrenamientos.

-Reducir el estrés.

Construye una rutina adecuada para dormir mejor:

  1. Dale prioridad a tus horas de sueño. Agenda una cita contigo para dormir.
  2. Baja la intensidad de las luces para que tu cuerpo empiece a producir melanina (la hormona del sueño) desde una hora antes de dormir.
  3. Evita ruidos estruendosos.
  4. Toma una cena adecuada, baja en carbohidratos y de fácil digestión. Considera que lo que comes durante el día afecta la calidad de tu sueño. Come más vegetales verdes y observa cómo te sientes.

Día 4:

Semana 1 adiós rollitos

Los jugos/batidos/smoothies son una manera práctica de incluir vegetales en nuestra alimentación.

Utiliza cualquier vegetal de hoja verde para prepararlos (kale, espinacas, berros, apio, nopal, acelgas) y añade la fruta de tu preferencia (piña, manzana, pera, guayaba, fresas, uvas). Es mejor usar solo una fruta para no abusar de los azúcares. Los jugos de fruta aún cuando sean naturales, son poco recomendables porque contienen mucha azúcar. Añadir jengibre, cúrcuma, chía, espirulina o linaza es una buena opción.

Checa la receta de Jugo Verde para que te des una idea de los ingredientes y las cantidades.

Los jugos los puedes tomar en el desayuno o en la cena. No hay restricción respecto al horario de consumo.

Dia 5:

El cereal comercial de caja es quizá de los desayunos/cenas más comunes porque es fácil, rápido y sabe rico. Si leemos la información nutrimental, observaríamos que tienen pocos nutrientes que aportarnos, sabores artificiales y mucha azúcar.

Una opción casera y nutritiva es preparar avena «trasnochada» como dice mi querida Bibi Velez:

Toma una taza de avena (así, la hojuela entera) y colócala en un bowl. Vierte la leche de tu preferencia (almendras, coco, arroz o incluso puedes prepararla con agua) hasta que cubra la avena en su totalidad, y la sobrepase un centímetro. Ponle una tapa y métela al refrigerador toda la noche. Al día siguiente está lista para comer. Se habrá humedecido con la leche, lo que hará que su consistencia sea muy agradable y fácil de masticar. Añade fruta picada, nueces, arándanos, para darle el sabor que prefieras, y listo! Un desayuno/cena completo y nutritivo. Además, la avena es un cereal muy económico.

Checa todos los beneficios de la avena en el post «Avena con Manzana«.

Día 6:

Fortalece tu core!

Tener un abdomen fuerte no es solamente una cuestión de vanidad, es también una cuestión de salud. El abdomen, junto con los músculos de la espalda y la cadera, constituyen lo que llamamos “core”, y además de proteger nuestros órganos internos, tienen como objetivo permitirnos una correcta movilidad del cuerpo, pues son los músculos involucrados en poder caminar, correr, saltar, girar, lanzar, patear.

Puedes trabajar tu core con ejercicios isométricos como los planks/planchas. Checa todo lo que necesitas saber para realizar un buen plank en el post «Anatomía de un plank«. También tenemos un video sencillo: «Plank tutorial«

Si prefieres una rutina de ejercicios más dinámica prueba la que proponemos en «Core más fuerte» .

Sea cual sea la opción que elijas, ejercita tu abdomen al menos dos veces a la semana. Buena alimentación más ejercicio dará como resultados la desaparición de los rollitos!!

Día 7:

El fin de semana es la excusa perfecta para dejar el reto de lado y desenfrenarnos por salir de la rutina. Una forma de no desatarte en exceso es preparar botanas ricas y saludables: nueces y almendras (sin sal) dátiles, arándanos. Checa el post «Snacks nutritivos» para que tengas una opción dulce.

Las tostadas con humus (hecho en casa de preferencia) es una opción slada y crujiente. También hay en el mercado chips de kale y otros vegetales que pueden ser sustitución de tu antojo de papas fritas.

Si te vas a dar un premio por el esfuerzo de toda la semana, trata qu sea el 20% de tu comida, y el otro 80% siga siendo saludable: libre de azúcar y libre de harinas. Recuerda que el alcohol también se transforma en azúcar!

Mis aprendizajes de esta semana 1:

  • El café sin azúcar no sabe mal, considera que mi café es agua de calcetín, literal.
  • Puedo tomar el té sin miel. Es cuestión de acostumbrarse al sabor.
  • El agua con limón en las mañanas activa mi digestión.
  • Puedo sobrevivir sin tomar refresco de cola. La sustituí por agua mineral.

Cuéntame como te va esta primer semana del Reto Adiós Rollitos.

Checa los avances de la semana 2 aquí.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Addy Zepeda

Corredora, yogui, triatleta y ahora blogger de bienestar. Experta en Cambio Organizacional. Mercadóloga de profesión, deportista de corazón. Comparto lo que he aprendido en este camino del deporte y la vida sana por si a ti también te sirve.

Semana 1 reto "Adiós Rollitos" - bienmecuido.com