Granola casera

931

Me gusta mucho preparar granola porque es tener un as bajo la manga: la puedes comer con leche como si fuera cereal, o bien como galletitas, o añadirla a tu fruta favorita en la mañana. Es un alimento muy sencillo de preparar, y muy saludable. Un puñito de granola está lleno de minerales de todos los ingredientes que la conforman, y además llena mucho porque tiene mucha fibra. Si no la has probado, te la súper recomiendo.

Las granolas comerciales tienen mucha azúcar, además de químicos que funcionan como conservadores.

Buscando opciones más saludables, tengo una receta casera sencilla de preparar y muy rica.

Necesitas:

  • ½ taza de avena
  • ½ taza de amaranto
  • ½ taza de salvado de trigo
  • ½ taza de chía
  • 10 dátiles picados
  • 10 nueces picadas (remojadas previamente)
  • 10 almendras picadas (remojadas previamente)
  • 6 cucharadas de linaza
  • 1 cucharada de miel
  • Un poco de agua
  • Papel encerado

Preparación:

Mezcla en un bowl la avena, el amaranto, el salvado, la chía, los dátiles, las nueces y las almendras.

Las nueces y las almendras puedes remojarlas unos 10 minutitos antes para que se hidraten y se activen las enzimas que contienen y luego ya picarlas y añadirlas a la mezcla.

En una taza mezcla las 6 cucharadas copeteadas de linaza con un poco de agua, y la cucharada de miel. La consistencia debe quedar líquida. Esta mezcla la usaremos para añadir al bowl de granola porque la linaza húmeda funciona como aglutinante para poder formar las “bolitas” de granola y que se queden así pegadas cuando las metas al horno.

Mójate las manos para que la mezcla no se te pegue tanto y forma las bolitas del tamaño que prefieras.

Acomódalas sobre la charola del horno (cúbrela con papel encerado para que no se pegue y te sea fácil lavarla después) y mételas al horno a 200° por 25 minutos.

 

También puedes poner toda la mezcla de la granola así sobre la charola sin hacer “bolitas”. A mi las bolitas me gustan porque después te las puedes comer como galletas saludables.

Espera a que se enfríe y está ¡lista para comer! Aprovecha a hacer una porción grande, y puedes guardarla en una ziploc para que se mantenga crujiente. En lugares húmedos es recomendable meterla al refrigerador para que dure más tiempo.

Listo!

Granola hecha en casa súper rápido.

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Addy Zepeda

Corredora, yogui, triatleta y ahora blogger de bienestar. Experta en Cambio Organizacional. Mercadóloga de profesión, deportista de corazón. Comparto lo que he aprendido en este camino del deporte y la vida sana por si a ti también te sirve.

Granola casera - bienmecuido.com