Manos de cielo

586

Cuidar de nosotros mismos implica muchos aspectos: la alimentación, el sueño, la respiración, el cuerpo, ser felices, estar en armonía con los nuestros, nuestra piel, nuestro cabello, nuestra salud, nuestro trabajo, nuestros pensamientos.

Ese es un cuidado integral, un cuidado holístico.

En Bienmecuido nos preocupamos porque cuides todos y cada uno de estos aspectos que forman parte del bienestar holístico o integral.

Así que en esta ocasión enfocaremos nuestra atención en el cuidado de nuestras manos.

Observa tus manos. ¿Cómo se ven?. ¿Cómo se sienten? ¿Están rasposas? ¿Son suaves? ¿Tienen callos? ¿A qué huelen? ¿Cómo están tus uñas? ¿Te comes las uñas?

Cuando decimos, “te conozco como la palma de mi mano” ¿en realidad es así?. Cierra tus ojos y describe la palma de tu mano, ¿cómo es? ¿realmente la conoces?

Las manos son con seguridad el órgano que más utilizamos. ¡Las usamos literalmente para todo! Para comer, para bañarnos, para manejar, para trabajar, para jugar, para acariciar, para hablar o comunicarnos, para recibir información de nuestro entorno: por ejemplo si algo está frío o está caliente lo tocas. Si algo está suave o áspero, también lo tocas.

Al ser tan usadas, es normal que estén expuestas a microbios, bacterias, sustancias abrasivas, heridas, quemadas, sustancias con olores fuertes. Y la verdad es que pocas veces nos damos a la tarea de darles un apapacho que las haga sentirse aliviadas y que tengan mejor apariencia. Podrías pensar que tener manos “lindas” se limita a las mujeres, pero no es así. Un hombre con manos bien cuidadas es el reflejo de un hombre que se cuida a si mismo, que pone atención en los detalles. Puedes estar súper guapo y perfumado, y tener las uñas todas mordidas, y te prometo que no resulta muy atractivo que digamos. Lo mismo ocurre con las chicas: aunque tus manos tengan un buen manicure, puede ser que su textura no sea la más agradable, así que hoy vamos a consentir a nuestras manos.

Nuestras manos están conformadas por 27 huesos, incluidos los carpianos que unen la mano con la muñeca, los metacarpianos que forman la palma de la mano, y las falanges, que forman los dedos. Y tenemos 19 músculos que nos ayudan a lograr los movimientos adecuados de nuestras manos y nuestros dedos. ¿Has observado cuántos movimientos puedes hacer con las manos? La función principal quizá sea la de sujetar objetos, pero tenemos la capacidad de hacer muchos movimientos con nuestras manos.

 

Bien, ahora vamos a ver cómo volverlas “Manos de cielo”

Primero, es necesario que te laves las manos para asegurar que estén limpias, libres de olores, y bacterias. Asegúrate de cepillar bajo tus uñas, lavar el dorso y la parte posterior de los dedos. Sécalas bien.

Ahora consigue un huesito de aguacate o una pelota pequeña que quepa en la palma de tu mano para que demos un ligero masaje. Literalmente lo que tenemos que hacer es rodar la pelota entre nuestras manos. Checa el video.

 

 

Bien, una vez que relajamos nuestras manos con el masaje, vamos a aplicarles un exfoliante-hidratante casero muy sencillo de realizar.

Necesitas:

  • Crema corporal
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 2 bolsas de plástico
  • Música ambiental
  • Un lugar cómodo para relajarte.

Toma una porción de crema, suficiente como para poner en tus dos manos. Añade las dos cucharadas de azúcar y frota tus manos con esta mezcla, asegurándote de cubrir todas las zonas: dedos, palma, dorso de la mano, dorso de los dedos, incluso la muñeca.

Ahora coloca las bolsas de plástico en cada mano.

Checa el video:

Aprovecha este momento en el que no podrás hacer nada con tus manos para acomodarte en el lugar cómodo que hayas elegido y permanecer quieto sin usar las manos los próximos 10 minutos. Te darás cuenta en este tiempo como nuestras manos son necesarias para todo, desde rascarnos la nariz hasta contestar el teléfono.

Una vez pasado el tiempo de aplicación, enjuaga tus manos con agua tibia para retirar el exceso de la mezcla, y sécalas suavemente con una toalla. Tus manos quedarán tan suaves como el cielo.

Puedes hacer este sencillo procedimiento con tanta frecuencia como lo necesites para mejorar la apariencia y textura de tus manos.

Cuéntame qué tal te va.

 

 

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Addy Zepeda

Corredora, yogui, triatleta y ahora blogger de bienestar. Experta en Cambio Organizacional. Mercadóloga de profesión, deportista de corazón. Comparto lo que he aprendido en este camino del deporte y la vida sana por si a ti también te sirve.

Manos de cielo - bienmecuido.com