10 tips para maratón

727

¿Qué se hoy sobre correr maratones que no sabía cuando corrí mi primer maratón y me hubiera encantado saber?

 

  1. Llegar descansado a tu carrera es MUY importante.

    Recupera lo mejor que puedas antes de la carrera

 A veces nos empeñamos en entrenar hasta el último minuto, la última semana todavía queremos estar corriendo distancias largas, o series de velocidad. Pero la verdad es que el entrenamiento de las dos últimas semanas debe estar enfocado a la recuperación adecuada y al descanso. Tu cuerpo necesita tiempo para asimilar el entrenamiento que has realizado durante los últimos meses, y entrenar durísimo la última semana solo te desgastará de más, y no verás ningún resultado sorprendente para el día de la carrera. Así que descansa, recupérate bien. Eso te permitirá llegar bien al evento, disfrutarlo, y tener un buen desempeño.

 

 

 

  1. Te pueden dar calambres aunque NUNCA ANTES te hayan dado.

El día de la carrera la adrenalina, los nervios y la emoción hacen de las suyas, y seguramente en algún momento apretarás el paso más de lo que habías entrenado. Y estos minutos de desgaste te pueden pasar factura con un calambre. Y es horrible porque con el calambre tienes que bajar el ritmo, o de plano parar, pues el espasmo no permitirá que el musculo se mueva. Así que acostúmbrate a consumir más electrolitos durante los entrenamientos e incluso puedes incluir pastillas de electrolitos como parte de los imperdibles rumbo a tu maratón. Si no entrenaste con pastillas de sal, tomarte dos antes de empezar y dos al km 25 pueden ayudarte.

 

  1. Cuidado con la famosa “carga de carbos”

    Cuidado con la carga de carbos y con lo que comes en general el día antes de la carrera.

Si nunca hiciste carga de carbos previo a tus entrenamientos largos, yo te diría que no lo hagas la noche antes de tu maratón. Cena lo que estuviste cenando habitualmente. La pasta te puede caer pesada, pues cuesta trabajo digerirla. Y si eliges una pasta demasiado cremosa puede causarte problemas estomacales. Lo mismo si comes pizza, puede estar demasiado grasosa y caerte pesada. Lo mejor es cenar lo que cenaste durante tus entrenamientos. Revísalo con tu nutriólogo durante tu entrenamiento, seguro te podrá dar la mejor recomendación, pero ojo con los cambios en la alimentación antes del maratón.

 

 

 

 

  1. Evita probar cualquier cosa nueva justo antes del disparo de salida.

Intenta no utilizar nada nuevo el día de la carrera. Lo mejor es entrenar con lo que quieres correr.

Y es que claro, vas a la expo a recoger tu paquete y ves mil cosas que quieres comprar porque “esto lo estuve buscando y no lo encontré” y ahora lo quieres probar. Está bien, compra lo que quieras, pero ya no pruebes nada antes del maratón. Pruébalo después, en otro entrenamiento, para otra carrera ¿Qué tal si algo no te cae bien? ¿Qué tal si te roza? ¿Qué tal si te lastima?

Ojo también con lo que te ofrecen tus compañeros en el corral de salida. Verás a muchos corredores consumiendo geles antes de correr, tomando aceleradores, creatina, jugo de betabel o el remedio de la abuela. Seguramente esos corredores ya lo entrenaron (esperemos) pero tu no.

Así que por favor, no pruebes nada de lo que te compartan amablemente los corredores en tu corral. Conozco de primera mano personas que han abandonado su maratón porque tomaron dextrosa y las pulsaciones se le subieron al cielo, porque nunca antes la habían tomado. Y no queremos eso. Así que no probamos nada nuevo.

 

 

  1. Entrena ir al baño por las mañanas antes de correr.

Ya se, suena a locura. Pero el esfuerzo físico hace que quieras ir al baño en el momento más inesperado. La buena noticia es que puedes acostumbrar a tu cuerpo a ir al baño antes de salir de tu casa. Así que levántate temprano, tomate un café, un vaso de agua tibia con limón, un té, o lo que sea que te ayude a activar tu digestión antes de salir a entrenar. Y hazlo siempre, que sea parte de tu ritual para que tu cuerpo se acostumbre a ir al baño antes de entrenar. Así podrás ir al baño antes de tu maratón y no sufrirás el estrés de que te den ganas de ir al baño mientras estás corriendo. Si ya es el día del maratón y no lo entrenaste, LEE MUCHAS VECES EL SIGUIENTE PUNTO, Y HAZLO.

 

  1. Lleva papel de baño.

No importa que hayas entrenado para ir al baño antes de correr. Lleva papel de baño porque con los nervios y la emoción, la panza puede traicionarte y pueden darte ganas de ir al baño. Y si bien seguro encontrarás baño al cual ir, es muy probable que no haya papel de baño. Y a menos que quieras perder un calcetín, es mejor llevar papel de baño. Créeme.

 

  1. Cuidado con la salida desbocada.

Meses de entrenamiento. Ganas de cruzar la meta. Nervios. Adrenalina. Todo acumulado en tu cuerpecito justo antes del disparo de salida. Lo mismo le pasa a todos los corredores a tu alrededor, así que es normal que todos salgan como caballos desbocados cuando dan el disparo de salida. Pero ojo, empezar la carrera a un ritmo que no es el tuyo puede traer consigo un desgaste innecesario justo al inicio. Y aún te quedan 41kms por recorrer. Así que tómalo con calma y no te dejes llevar por la inercia del grupo cuando todos salen corriendo a 4:20. Sal a tu paso, y ve agarrando tu ritmo.

 

  1. Piensa positivo.

    Cuida lo que piensas y piensa positivo.

Si lo crees, lo creas. Y no hay peor compañero de maratón que una mente negativa diciéndote todo lo que hiciste mal, o lo que te falto hacer, o lo que hubieras hecho mejor. Lo hecho, hecho está. Ahora enfócate en pensar positivo, cree en ti, en lo que entrenaste, en que hiciste tu mejor esfuerzo durante todo el recorrido para llegar hasta este punto. Que tu mente sea una buena compañera de maratón, te aliente, te saque de lugares oscuros, y te ayude a tener una carrera realmente positiva.

Se dice fácil, pero en el kilómetro 36 cuando todo te duele, es muy fácil que tu cabeza se vuelva en tu contra. Y es justo el momento donde más tiene que ser tu aliada. Así que de verdad esfuérzate en llevar los pensamientos hacia lugares luminosos, de buena vibra, de positivismo. Esta cosa positiva la vas a contagiar incluso a otros corredores que necesiten una palabra de aliento, un gel, un compañero que les pregunte cómo van, aunque nunca antes los hayas visto. Así que a ser positivos.

 

  1. Ponte de acuerdo con tu gente sobre donde se verán al terminar el maratón.

Si tu o alguien de los tuyos no corre con celular, o se te acaba la pila, puede ser realmente espantoso estar buscando a tu gente. Así que pónganse de acuerdo desde antes en cuál será el punto de reunión, cuánto tiempo se esperarán, qué pasa si transcurre ese tiempo y alguien no llega, dónde será el punto de reunión B. Para que al concluir sepas qué hacer, a dónde dirigirte y no estreses más de la cuenta. Puede ser que termines tu maratón muy bien, y tengas energía para buscar a los tuyos, o puede ser que termines tu maratón sin poderte mover, y entonces los demás necesitan saber donde encontrarte y cómo ayudarte. Hagan un plan en conjunto.

 

  1. Disfruta

    Disfruta al máximo!

Ya se, suena super trillado, pero de verdad, disfruta. Es el día de ir a recoger tu medalla, de ver a la gente que fue a echarte porras, de compartir con otros corredores. Ponte en mood disfrutar. Abiertx y dispuestx a disfrutar lo que venga, como venga. Si llueve, bienvenida la lluvia. Si hace sol, bienvenido el sol. Si hay mucha gente, bienvenida la gente. Si hay poca gente, que bien. Si olvidaste cargar el garmin, ni modo. Si olvidaste encenderlo, no pasa nada. Es tu dia, tu momento.

Guarda en tu memoria las imágenes, los sonidos, las sensaciones, los olores. Y permítete disfrutar de principio a fin, ocurra lo que ocurra. Está bien ser metódicos y tener todo planeado. Esta bien no querer dejar todo a la deriva, pero hay muchas cosas que están fuera de tu tramo de control. Tu haz lo que te toca, y suelta aquello que no depende de ti y no está en tus manos, y enfoca esa energía en correr lo mejor que puedas, y disfrutar cada momento. Escucha a tu cuerpo, y corre.

¡Qué emoción!

Escribo esto y me entran unas ganas locas de volver a correr un maratón. ¿Ya te conté de mi primer maratón? Aquí la historia.

Si tú aun no decides si correr un maratón es para ti, te comparto esta reflexión sobre lo que significa un maratón desde mi perspectiva.

 

Espero que estos tips te sean de utilidad. Cuéntame que tal te va a ti en esta experiencia.

Abrazo grande y felices kilómetros.

Addy.


Agregar un comentario



Corredora, yogui, triatleta y ahora blogger de bienestar. Experta en Cambio Organizacional. Mercadóloga de profesión, deportista de corazón. Comparto lo que he aprendido en este camino del deporte y la vida sana por si a ti también te sirve.

10 tips para maratón - bienmecuido.com