Exfoliación con café

11166

Cuidarnos no solamente significa hacer ejercicio, o comer bien. Cuidarnos también significa cuidar nuestra piel.

La piel es el órgano más grande que tenemos: aproximadamente 2mts2 de piel envuelven nuestro hermoso cuerpo. Cada 30 días “cambiamos de piel”, es decir, nuestras células de la epidermis (la parte que vemos de la piel) que están desgastadas por el uso, se caen y son reemplazadas por células nuevas. Sin embargo, este proceso no ocurre simultáneamente en todo el cuerpo, sino que se “caen” células de aquí y de allá, por lo que es difícil darnos cuenta cuándo hemos renovado nuestras células de la piel, el proceso pasa prácticamente desapercibido.

Para ayudar al proceso de renovación de piel, podemos exfoliar la piel.

Exfoliar la piel es un proceso mecánico simple a través del cual aplicamos una sustancia espesa con pequeños grumos o cristales (conocidos como “scrub”)  y con ellos frotamos la piel para eliminar las células muertas y acelerar el proceso de renovación. Como resultado, nuestra piel lucirá más brillante, más tersa y luminosa.

Te comparto una receta de mascarilla exfoliante que me encanta, porque además de exfoliar la piel, la cafeína hace que tu circulación se reactive. Además, hace que te sientas lleno de energía por el aroma tan intenso. Es ideal para esos días que tienes miles de actividades y no te sientes tan sociable o tan de buen ánimo.  Te cambia el estado de ánimo.

Necesitas:Ingredientes.jpg

  • ½ taza de café de grano molido.
  • ¼ taza de azúcar
  • Ralladura de un cítrico (puede ser naranja, toronja o mandarina, yo prefiero naranja)
  • de vainilla.

Mezcla todos los ingredientes en un recipiente.

Dúchate como acostumbras. Una vez que te hayas retirado el jabón de la piel, cierra la regadera y recoge Mezclatu cabello. Toma un puñito de mascarilla y aplícala, frotando en círculos en la zona elegida. Puedes aplicarla por todo el cuerpo. Al principio sentirás que está muy rasposa, pero te acostumbras a la sensación. Aplica tanta presión como te sientas cómodo al frotar.

Disfruta el delicioso aroma del café sobre tu cuerpo, y percibe qué sensación te provocan los cristales de azúcar y café. Seguro hay zonas más sensibles que otras. También puedes aplicarla sobre el rostro, solo no presiones demasiado.

Una vez que hayas terminado de aplicar la mascarilla por todo el cuerpo, enjuágate con agua fresca. Enjuaga bien porque es difícil quitar todos los residuos de café. Sécate y aplícate crema humectante.

Saldrás revitalizado de la ducha porque el olor del café te cargará la pila.

untable.jpg

Precaución: ten cuidado de aplicarla cerca de los ojos. No la apliques sobre heridas.

¿Cómo saber si necesitas una exfoliación?

Necesitas una exfoliación si tienes alguno de estos síntomas:

  • Vellitos enterrados en la parte posterior de los brazos
  • Granitos pequeñitos en la parte posterior de los brazos
  • Vellitos enterrados en los muslos/glúteos
  • Granitos pequeñitos en los muslos/glúteos
  • Granitos en la espalda o en el pecho.
  • Tu piel está gris/opaca
  • Podrías jugar “gato” sobre tu piel a pesar de ponerte crema humectante (Puedes “escribirte” sobre la piel con la uña)
  • Tu piel está escamada
  • Te estás despellejando después de un bronceado excesivo
  • Tu piel está demasiado áspera
  • Tu piel está demasiado reseca

No olvides exfoliar tus manos y tus pies. Notarás una diferencia agradable en toda tu piel. Puedes repetir la siguiente semana.

Si haces ejercicio, el sudor hace que tus poros estén más propensos a bloquearse, por lo que te ayudará a mantener en muy buen estado tu piel.

Me cuentas cómo te va.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Addy Zepeda

Corredora, yogui, triatleta y ahora blogger de bienestar. Experta en Cambio Organizacional. Mercadóloga de profesión, deportista de corazón. Comparto lo que he aprendido en este camino del deporte y la vida sana por si a ti también te sirve.

Exfoliación con café - bienmecuido.com